¿EN QUE CONSISTE REALMENTE LA DIETA MEDITERRÁNEA?

 

Mucha gente piensa que hace dieta mediterránea, obviamente no es así ¿Por qué? Porque con la dieta mediterránea no existen kilos de más.

Las estadísticas no son muy buenas en cuanto a los niveles que en España tenemos de sobrepeso y obesidad. Es decir, que no estamos comiendo demasiado bien. Por eso vamos a hablar de la dieta mediterránea, para frenar precisamente ese problema que últimamente estamos sufriendo, incluso en los niños hay mucha obesidad infantil. Hay que tener mucho cuidado con ellos…

Seguir una dieta mediterránea nos va a proporcionar una serie de beneficios para nuestra salud. La dieta mediterránea tiene cinco beneficios importantes:

  • Primero: Vamos a ayudar a mantener nuestros niveles de azúcar en sangre.
  • Segundo: Controlamos triglicéridos.
  • Tercero: Controlamos nuestros niveles de colesterol.
  • Cuarto: Frenamos problemas de cardiopatías
  • Quinto: Frenamos la obesidad

¿Que alimentos se incluyen en la dieta mediterránea?

Lo importante de la dieta mediterránea es que tienen que predominar los vegetales. Carnes de pollo, de res… tienen que estar en menor cantidad. Es muy importante que en nuestro día a día no falten porciones de fruta, de legumbres y de frutos secos.

Otro punto importante es que el pescado tiene que prevalecer frente al huevo y la carne, especialmente la roja. La carne roja suele ser más tóxica.

 

 

También vamos a tomar grandes cantidades de fibra en grano al natural, para prevenir problemas de estreñimiento, que es muy bueno. Por ejemplo, semillas de lino, que las podéis encontrar en muchos herbolarios o también en supermercados, o sea que es una semilla que es de fácil adquisición.

En otro lugar nuestro clásico y aclamado aceite de oliva. El aceite de oliva es una grasa monoinsaturada que va a ser muy buena para aderezar todas nuestras comidas ¡Pero cuidado que tiene muchas calorías! Es muy sano pero hay que tener mucho tiento con el aceite de oliva.

Y por último, cómo no, siempre vamos a hablar en nutrición de que hay que tener mucho cuidado a la hora de cocinar, es decir, evitar fritos, rebozados… Porque la dieta mediterránea lo que lleva es siempre una cocina bastante ligera: plancha, cocido, etc… El guisado se puede comer, pero hay que controlar siempre el sofrito, que es donde más nos pasamos con la aceitera y eso es lo menos indicado para la dieta mediterránea.

Ahora, ¿cuáles son los alimentos que menos deberían de prevalecer en la dieta mediterránea? Pues son los postres y los dulces. No significa que no se puedan tomar, ¡claro que se pueden tomar! pero siempre en momentos muy puntuales, una o dos veces a la semana como mucho.

¿Que ocurre en cuanto a la mantequilla? Aparece en muchas revistas que tiene mucha vitamina A y que las modelos la toman. Efectivamente tiene mucha vitamina A y las modelos la toman pero muy discretamente, eso es lo que se debe hacer si queremos seguir esta dieta…

Por supuesto abandonar la comida rápida porque obviamente la dieta mediterránea no la incluye. Aunque en algún momento sí que está permitido comer un poco de pizza o hamburguesa, pero con la dieta mediterránea muy a menudo obviamente no.

Por último no olvidar realizar ejercicio y deporte, la palabra “sedentarismo” con la dieta mediterránea no encaja. El ejercicio físico además de ayudar a la pérdida de grasa, conlleva otros beneficios saludables como el fortalecimiento muscular, mejora el sistema cardiovascular mejora la flexibilidad y la movilidad, incrementa la densidad ósea, etc…En definitiva mejora la salud y el bienestar personal.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button